Estabilización de taludes en Machetá frena emergencia por deslizamientos

Image

hace 1 mes

Bogotá, D.C., 19 de septiembre de 2020.

Alrededor de 6.300 personas, habitantes del municipio de Machetá, ubicado a unos 100 kilómetros de Bogotá, se benefician con las nuevas obras de estabilización de taludes que concluyó recientemente la CAR Cundinamarca, en una zona del sector Las Camelias, donde un fenómeno de inestabilidad causado principalmente por un mal manejo de aguas subterráneas, afectó viviendas y los sistemas de alcantarillado en esta población, cuyo 90 por ciento de habitantes son agricultores.

Se trata de la construcción de 200 metros lineales de canal escalonado, con 23 pisos de 6 a 9 metros de longitud, que permiten disipar la energía de la quebrada denominada El Pueblo, afluente del río Machetá, especialmente ante un alto incremento del caudal en periodos de fuertes lluvias, previniendo también la erosión. 

Además, se realizaron obras de manejo de aguas subterráneas en la parte alta y media del talud, a través de un sistema de trincheras filtrantes de 440 metros lineales, que en algunos casos se ubicaron a menos de 80 cm de la superficie. Este sistema permite capturar o captar aguas de escorrentía, las cuales se entregan a la corriente hídrica. 

También se realizaron actividades de revegetalización. 

Estos trabajos hacen parte de los proyectos que maneja la Corporación en el marco de su misión frente a la reducción y mitigación del riesgo, y la atención de desastres causados por fenómenos ambientales. 

Con ellos la entidad garantiza que estos fenómenos de inestabilidad presentados años atrás en esta zona, no se vuelvan a registrar.

Etiquetas: Gestión del riesgo, Estabilización de taludes en Machetá,