Olga Yadira Rodríguez “nuestra imaginación es igual de grande a nuestros sueños”

Image

5 months ago

Sesquilé, Cundinamarca. 5 julio de 2018

 

 

“Olguita” como la llaman sus amigos, nació en el municipio de Sesquilé, junto a sus hermanos y algunos familiares. A la edad de ocho años perdió a su madre, quien dejó 7 hijos y un bebé recién nacido. Como hija mayor, asumió el rol principal de su casa y ser un ejemplo de lucha para sus hermanos.

 

Sus ojos verdes y brillantes trasmiten el dolor de haber perdido a su madre, sus manos el trabajo incansable, su sonrisa y su don interminable de generar empatía con quienes la conocen, hablan de la abundancia de su corazón en coherencia con sus actos. “Olguita” se caracteriza por tener muchas habilidades artísticas, ya que desde temprana edad descubrió las destrezas con las que cuenta para realizar manualidades, además de su talento por enseñar y transmitir sus habilidades, facultad que les heredó a sus abuelos y tíos, quienes se han dedicado toda su vida a la docencia, ejemplo que han seguido también sus sobrinos.

 

Uno de los sueños que tuvo Olguita, desde joven fue ser maestra, el cual logró hacer realidad, ya que actualmente trabaja como instructora en la escuela de formación de artes plásticas de Sopó, un trabajo que disfruta ya que le permite interactuar y compartir con el grupo de adultos mayores de este municipio, enseñándoles diferentes actividades y técnicas como: decoración con bordado líquido, brocado, diferentes proyectos de decoración de interiores, artículos de navidad y lo mejor de todo manualidades con materiales reciclados como vidrio, cartón y plásticos entre otros, los cuales también se han convertido en un ingreso económico para muchos de sus aprendices.

 

Olga Yadira Rodríguez, menciona que desde tiempo su trabajo se complementa con la ayuda de su esposo, “El 90 por ciento de nuestra casa está decorada con material reciclado, hemos adecuado dos talleres, uno para mi y otro para mi compañero y padre de mis hijos, Hernando Guido, con quien llevo viviendo más de 46 años y compartimos el gusto por el arte, él es mecánico de autos y trabaja todo el material que llamamos chatarra y en mi taller, donde dejo volar mi imaginación, le doy vida a todo lo que me rodea transformando cajas de leche, cubetas de huevos, envases de vidrios, botellas plásticas, hasta tejas de barro en proyectos decorativos y obras de arte. Olga, añade… para muchas personas una hoja caída de un árbol, es algo insignificante, pero para mi, es una inspiración y yo me encargo de darle vida, a cada elemento le doy un lugar y un uso decorativo “

 

Olguita y Hernando, tienen proyectado para el próximo año, construir su propia casa, pero va a ser la casa de sus sueños, ya que con ayuda de sus hijos, van a diseñarla y adecuarla dentro de dos contenedores, y se encargarán de organizar, soldar, decorar y de armar cada una de las dependencias.

 

La CAR Cundinamarca, continua haciendo extensiva la invitación a todas las personas para que le den un buen uso a todos esos residuos, reutilizándolos o permitiendo que hagan parte de un proceso de reciclaje y evitar que se conviertan en lo que llamamos basura, así como lo han realizado durante estos últimos años, Olga y Hernando, quienes son un ejemplo de compromiso con el medio ambiente, ya que están contribuyendo en la reducción de generación de residuos sólidos, dándoles una vida útil y un valor agregado.

Etiquetas: Sesquilé, Olga Yadira Rodríguez,