Unidos para salvar al “Acróbata del Bosque"

Image

hace 9 meses

 

Zipacón, Cundinamarca. 06 de diciembre de 2019

 

 

Conocido como la villa cultural de Cundinamarca, el municipio de Zipacón, ubicado en el área de la Dirección Regional Sabana Occidente, guarda entre sus tesoros el museo del disco, su parque, su iglesia doctrinera, su Festival de Música Religiosa, su delicioso pan de maíz y una zona rural con gran terreno de bosque de niebla, donde habita silenciosa una de las especies de perezosos más hermosas, pero también más vulnerables: El perezoso de dos dedos.

 

Perteneciente a la especie Xenatrhos, son seres de apariencia tierna, que viven aferrados a las ramas de los árboles, de donde cuelgan seguros, por donde se desplazan con gran agilidad con sus largos dedos; son herbívoros, de hábitos diurnos y nocturnos, tienen una sola cría al año, pacíficos y sigilosos, pero si se les ataca pueden tornarse agresivos. Cumplen un importante papel de dispersores de semillas, por ende del mantenimiento de los árboles y con ello la preservación de las fuentes hídricas.

 

Verlos es difícil por su capacidad de camuflaje y por lo silencioso de su desplazamiento, pero cuando se logran avistar colgados de las ramas, cargando sus crías y alimentándose al mismo tiempo, se confirma por qué se les llama “los acróbatas del bosque”

 

Se podría pensar que un ser tan hermoso, ya que por su conformación pareciera siempre esbozar una sonrisa, vive en paz, pero no es así. Cada día son más vulnerables por la invasión de su hábitat, la deforestación, la construcción de vías que parten sus caminos naturales, y los pone en riesgo de atropellamiento, y por la acción del hombre que los caza para traficar con ellos, arrebatando sus crías cortándoles sus dedos y llevándolos lejos de su hábitat destinados a una triste vida en una jaula o como mascotas y últimamente el accionar de perros ferales que les destrozan cuando bajan al suelo.

 

En Colombia, ellos y sus primos de tres dedos, están presentes en todo el país. En Cundinamarca tienen presencia en 15 municipios, pero especialmente en el corredor Zipacón, Anolaima y Cachipay.

 

Afortunadamente ya hay una conciencia sobre el problema: por ejemplo, entidades como la Fundación “AIUNAU” creada por Tinka Plese, dama de origen croata quien, se radicó en Colombia en 1996 y desde entonces se convirtió en el ángel de la guarda de esta especie, recorre el país, rescatando protegiendo, reubicando y concientizando a la comunidad sobre la importancia del perezoso en la vida silvestre. Ella y su equipo han recuperado, rehabilitado y reubicado más de mil ejemplares.

 

Por eso su presencia en Zipacón el pasado 15 de noviembre fue significativa. Ese día se celebró el día internacional del perezoso”, iniciativa de su fundación y avalada por el Ministerio de Ambiente para crear conciencia sobre respetar proteger y querer esta especie.

 

Ese día, Tinka, una mujer de baja estatura, delgada, de facciones europeas, cabello rubio, profundos ojos azules y un fluido español al cual ya le agrega algunos gracejos paisas (ella vive cerca a Medellín) no solo participó en el desfile por las principales calles de Zipacón, sino que dictó una magistral conferencia sobre la especie, sus características, su manejo y nuestro accionar en caso de encontrar algún ejemplar. Junto a ella estuvieron, el alcalde Gustavo Cortés, un hombre bonachón de hablar pausado ya a punto de terminar su mandato, acompañado de varios funcionarios de su administración; la CAR, que el año pasado formuló el Plan de Manejo y Conservación del perezoso de 2 dedos; la Fundación “Cosmonímesis”, encabezada por Iván Linares, el joven activista ambiental que en el sector se apropió hace algunos años del tema para la región; “Mc Guiver ”el guardabosques de la zona, un hombre alto, rubio de ojos verdes, ataviado con pantalón camuflado, chaleco verde y botas pantaneras, quien dice con orgullo que ha salvado del atropellamiento y de las garras de los cazadores a cinco ejemplares; el profe de teatro César Hernández, más conocido por sus alumnos como el “Pollo”, quien en un admirable montaje, en un momento convirtió a sus zanqueros en un bosque y a uno de ellos en perezoso y simuló colgarse de las ramas.

 

También sobresalían los funcionarios de la Concesión DEVISAB, con sus chalecos amarillos y una pancarta que invitaba a los conductores a bajar la velocidad en vía; ENEL CODENSA, propietaria de las redes eléctricas de la zona, donde ya han muerto electrocutados varios ejemplares; la fundación” Etika Verde “, con su directora Patricia Rodríguez, otra apasionada líder ambiental de la zona.

 

Pero quizás los más felices con la actividad, eran los estudiantes, quienes después del desfile que recorrió las principales calles del municipio, escucharon atentos las enseñanzas de Tinka, y los más pequeños participaron en una actividad lúdica en el patio de la alcaldía, organizada por la Dirección de Cultura Ambiental y Servicio al Ciudadano de la CAR, donde con juegos, libros y dibujos aprendieron sobre la especie.

 

Mientras tanto, a una cuadra del parque, en la pared de una vieja casona, Francisco Javier Mahecha, artista plástico del municipio, daba las últimas pinceladas a un mural donde plasmó la frágil, pero agraciada figura del perezoso, colgando de una rama, como un mensaje perenne a propios y extraños que allí muy cerca, en el bosque de niebla que rodea al municipio, habita este tierno ser, que solo quiere vivir, alimentarse y reproducirse en paz.

 

Así se lo expresaron quienes al final de la jornada se trasladaron a la vereda Goteras, donde es recurrente el avistamiento de la especie, y en una ceremonia de agradecimiento, encabezada por la Fundación “Cosmonímeisis” y la junta de acción comunal de la vereda, cuyos habitantes ya son guardas del bosque y del perezoso, le pidieron perdón a la especie y elevaron una oración y una plegaria para que ilumine a quienes le han hecho daño a este inofensivo ser, y tomados de la mano reiteraron su compromiso para seguir trabajando, cada uno desde su posición institucional o como ciudadanos del común, por proteger a los “Acróbatas del Bosque”.

 

Finalmente, y cuando se despedía para retornar a Medellín, doña Tinka con su fino humor Croato paisa, nos recordó que los perezosos no son osos y nada tienen que ver con los osos : “NO DIGA OSO PEREZOSO” NO HAGA EL OSO”.

 

 

 

 

Etiquetas: El artículo no tiene etiquetas