Así avanza la recuperación del río Bogotá

Image

hace 2 semanas

Bogotá D. C., 12 de mayo de 2022 -CECH-. 

 

Intervenciones musicales, navegación por el río, siembra de árboles y ejercicios pedagógicos fueron algunas de las actividades que adelantaron el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), la Gobernación de Cundinamarca, la Secretaría de Ambiente de Bogotá y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), entre otros actores de la cuenca, con el fin de conmemorar el Día del Río Bogotá.

 

Las entidades, que hacen parte del Consejo Estratégico de la Cuenca Hidrográfica del Río Bogotá (CECH), destacaron hoy los avances en pro de la recuperación del río.

 

“En el último año hemos realizado actividades para el fortalecimiento de la gobernanza del recurso hídrico, como la suscripción de un pacto territorial con el DNP y diferentes entes territoriales, que promueve la articulación técnica y financiera de proyectos priorizados para el mejoramiento de la calidad de la cuenca hidrográfica del río Bogotá”, aseguró Fabián Caicedo, director de Gestión Integral del Recurso Hídrico del Minambiente.

 

Además, Caicedo destacó que la cartera ambiental viene desarrollando la formulación de políticas y la expedición de la reglamentación necesaria para orientar y contribuir a la gestión integral del recurso hídrico en la cuenca. “Contamos con la Resolución 1256 de 2021, que reglamenta el uso de las aguas residuales, y también con la Resolución 699 de 2021, que establece parámetros y los valores límites máximos permisibles en lo que tiene que ver con vertimientos puntuales de aguas residuales domésticas tratadas al suelo, y estamos actualizando la norma de biosólidos”, puntualizó el director. 

 

Para una producción más limpia

 

Por su parte, la Gobernación de Cundinamarca resaltó el trabajo que viene desarrollando con el proyecto de adecuación y mantenimiento del Parque Ecoturístico Páramo de Guacheneque, lugar donde nace el río Bogotá a más de 3400 metros de altura, que cuenta con una inversión total de $1.458.680.228. También expuso la inversión de $93.887.992 para recuperar y sostener la capacidad operativa del Centro Tecnológico del Cuero en Villapinzón, a través de la implementación de alternativas de producción más limpia y el seguimiento a la calidad del agua.

 

Otros de los avances que presentó la Gobernación fueron el proyecto de adecuación hidráulica del río Balsillas y el convenio de cofinanciación entre la Gobernación y el Acueducto de Bogotá para la PTAR Canoas, que tratará el 70 % de las aguas residuales producidas en Bogotá, así como la totalidad de las producidas en Soacha. 

 

 

De cara al río

 

Asimismo, la Secretaría de Ambiente de Bogotá aseguró que hoy trabaja por mejorar la calidad del recurso hídrico en los principales ríos que atraviesan la ciudad: Fucha, Tunjuelo, Salitre y Torca, y que desembocan en el río Bogotá. La más reciente medición de calidad del agua en estos cuerpos hídricos mostró un dato histórico y positivo: es la primera vez que ninguno de los tramos presenta una calidad en nivel pobre, según el índice WQI (Water Quality Index).

 

“Las plantas de tratamiento e intervenciones que se tienen planeadas van a cambiar nuestra relación con el río Bogotá, dejaremos de darle la espalda y vamos a darle la cara. Se hace necesario el esfuerzo colectivo, mejor ejercicio de control y cambio de hábitos como no tirar el aceite al desagüe o contaminar con residuos. Seguiremos utilizando las herramientas necesarias, la sentencia nos da esa posibilidad de articular a varias entidades para lograr el objetivo. Además, el trabajo articulado entre Bogotá y la región será fundamental para este propósito”, indicó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

 

En el último año, la Secretaría ha desarrollado más de 1800 monitoreos de la calidad y cantidad del recurso hídrico para verificar el cumplimiento de la normatividad ambiental. En 2021, se abrieron 355 procesos sancionatorios por presunto incumplimiento de la norma en materia de vertimientos, lo que afecta el río Bogotá, y se han impuesto ocho sanciones que superan los 651 millones de pesos.

 

Además, gracias al equipo de educación ambiental de la Secretaría, que vela por el conocimiento de todos los ciudadanos acerca del cuidado del río, más de 260.000 bogotanos participaron en procesos de formación ambiental.  

 

Unidos para transformar

 

A su turno, la CAR Cundinamarca también presentó sus avances para recuperar el río. “Seguimos con el objetivo de transformar el río Bogotá, mediante la mejora de la calidad del agua, la reducción de riesgos por inundación, el mejoramiento del drenaje de la ciudad, la creación de áreas multifuncionales y la recuperación ambiental del recurso hídrico como un activo para la región y la ciudad de Bogotá”, aseguró Luis Fernando Sanabria, director de la Corporación.

 

La CAR también anunció que construirá cuatro áreas multipropósito en la cuenca media del río Bogotá, en diferentes puntos de las localidades de Bosa, Engativá y el municipio de Soacha, que permitirán avanzar en su recuperación. Estas zonas cumplirán tres funciones: la amortiguación o control de anegaciones para que el río pueda inundar de manera regulada, la conservación y protección de la fauna y la flora, y la ambientación paisajística para generar espacios de recreación pasiva.

 

En lo que tiene que ver con la adecuación hidráulica, el cauce fue ampliado a lo largo de 111 kilómetros. Asimismo, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) Salitre, registró un avance del 96 %, esto quiere decir que un promedio de 450 toneladas mensuales de basura no llegará al río Bogotá.

 

Inversiones que aseguran la sostenibilidad

 

Entretanto, Cristina Arango, gerente de la EAAB, destacó que “a través del Acueducto de Bogotá se han invertido, en los últimos 20 años, cerca de cuatro billones de pesos para construir un extenso sistema de interceptores que permiten recoger las aguas residuales de los ríos de la ciudad y que las encauzarán a las plantas de tratamiento PTAR Salitre y PTAR Canoas. Además, la EAAB avanza en la construcción de la Estación Elevadora de Canoas, con una ejecución del 56,81 %. Esta infraestructura podrá elevar el agua residual proveniente del sistema de interceptores y permitirá disminuir la contaminación de los ríos Fucha y Tunjuelo”.

 

La EAAB señaló que también está ejecutando el mantenimiento de los humedales declarados de la ciudad y de los ríos y quebradas que conforman las cuatro grandes cuencas: Tunjuelo, Fucha, Salitre y Torca-Guaymaral, asegurando las condiciones necesarias para la sostenibilidad del recurso hídrico en la capital de los colombianos. De igual forma, ejecuta la identificación de conexiones erradas que contaminan el río. Al 2021 se corrigieron 1833 vertimientos de aguas residuales para darle un respiro a los ríos y humedales de la ciudad.

 

Hacia una nueva cultura

 

Fabián Caicedo, también como secretario técnico del CECH, mencionó: “El reto para la descontaminación del río Bogotá requiere de una estrategia colectiva, en la que la comunidad participe activamente en procesos de corresponsabilidad con el río, cambios de hábitos para impulsar una cultura hacia la conservación ambiental, mejorando la calidad de vida de la población y garantizando los recursos naturales para las generaciones futuras”.

Etiquetas: Río Bogotá, CECH, Consejo Estratégico de la Cuenca Hidrográfica del Río Bogotá, EAAB Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, Water Quality Index,