Danna Sofía, la pequeña con grandes sueños ambientales

Image

4 months ago

Fusagasugá, Cundinamarca. 31 de mayo de 2018

 

 

Estudiante de sexto grado del Colegio Eben Ezer de Fusagasugá, es Danna Sofía Rodríguez Gaona, una pequeña que se diferencia del resto de sus compañeros por la responsabilidad con la que toma cada tema y la contundencia de sus comentarios.  Un buen ejemplo de lo anterior, se presentó cuando, en medio de una conferencia sobre medio ambiente, le dijo el interlocutor:

 

La gente siempre dice que los niños y niñas, son el futuro del planeta. ¡Pero les dijeron una mentira! Ni siquiera sabemos si hay futuro con el maltrato que hoy hacemos al medio ambiente -.

A lo que ella sin titubear, alzando la mano respondió:

 

 Claro que somos y seremos el futuro;  ¿O acaso olvidan que ustedes fueron niños y hoy están dónde están? Eso quiere decir que alguna vez seremos adultos como ustedes y por eso somos el futuro.

Y sí, ella ya se proyecta como el futuro de la sociedad, o por lo menos de su colegio, donde ya planea la puesta en marcha de un parque ecológico; elaborado con llantas, mesas recicladas, juguetes donados y muchos libros. 

 

“Literatura básica y literatura juvenil, es el material que queremos poner allí, porque la juventud de ahora solo se enfoca en la tecnología, como en los teléfonos; entonces para cultivar su interés en la lectura y la pasión para los libros, esta es la mejor opción”, dice Danna Sofía.

 

Vivir en el campo durante cinco años y estudiar en una escuela con vocación rural, es lo que le despertó el interés por todo lo ambiental, expresa su mamá, quien con una sonrisa sincera, deja ver el orgullo que le despierta ser la mamá de esta niña tan inquieta.

 

Lo que recuerda Danna de su vida en el campo es “el aire puro, jugar con la tierra, ver como crecen las plantas y cuidar a los animales”, señala esta época como la más bonita de su vida, mientras hace una analogía entre lo que es vivir en el campo y la ciudad.

 

“Mi proyecto lo voy a hacer con habilidad, con ayuda y luchando por él”, expresa Danna, que para hacerlo realidad, ya tiene las mesas, llantas, pintura y brochas.  Tan sólo le falta confirmar el espacio, que al momento de esta entrevista estaba en entre dicho, pues el rector de su colegio al parecer, quería cambiar del eco parque, a un parqueadero vehicular.

 

Por lo pronto, con apoyo de la Escuela de Policía del barrio Maizamarillo, su hermano mayor y unos docentes de la institución Eben Ezer, se apoya para sacar adelante su proyecto y contagiar de sus compañeros del amor por el medio ambiente y la literatura.

 

Etiquetas: Líder Ambiental,