De uniforme de estudiante, a uniforme de bomberos

Image

3 months ago

Soacha, Cundinamarca, 14 de enero de 2019.

 

 

Emoción, nervios, alegría y algo de seriedad, importante en esto casos; es de lo que se armaron los 20 jóvenes del Colegio Gabriel García Márquez de Soacha quienes llegaron muy puntuales a eso de las 8 de la mañana, a la estación de Bomberos de Soacha. Su trabajo, convertirse en miembros activos y entrenados del Cuerpo Oficial de Bomberos por un día. Y aunque llevan sus uniformes de colegio aún puestos, tal como el nombre de su alma mater y en honor al escritor Colombiano, cumplirán un papel macondiano y sub realista al ponerse en los zapatos de un bombero.

 

Este grupo de jóvenes decidió sumarse con talento y entusiasmo, al trabajo técnico y social que se aprende cuando temas como el Cambio Climático llegaron a su colegio para sumarlos durante el año escolar a una red, en la que otros colegios y sus estudiantes, se han tomado enserio la labor de mitigar y comprender los riesgos que todos los días nos hacen vulnerables.

 

La Red Escolar de Gestores de la Prevención fue tejida gracias a las capacitaciones, prácticas y horas de compromiso que líderes de la CAR como Angélica Munevar, con el propósito de hacer más fuertes las mentes y los conocimientos de los jóvenes y niños de Soacha. Angélica es una mujer joven y entusiasta, comprometida con su trabajo y sus niños. Por eso acerca de estos espacios a los que se han sumado más de 50 niños en este municipio asegura: “Para nosotros desde el proceso de adaptación al cambio climático y gestión del riesgo fue muy importante que los chicos vean cómo el trabajo de los bomberos responde a diversas situaciones de emergencia, y ellos desde su rol social, qué pueden hacer también. A los niños les llamó mucho la atención la complejidad del traje que ellos usan, eso les genera una conciencia del esfuerzo y el papel de este tipo de labores.”

 

Los carros de bomberos rojos, grandes e imponentes están ante los ojos de 20 jóvenes que dejaron el uniforme de un lado y se han puesto el overol azul oscuro, el casco, las botas ( fuera de talla) y algunos elementos más pequeños de protección, hacen parte del ajuar.

 

Poco a poco, y uno por uno, van tomando como suyos elementos del día a día de estos héroes, más conocidos como bomberos, para aprender más de su labor. Extintores, mangueras, equipos de primeros auxilios, camillas, y hasta el mismo sistema de salida de agua de los carros usados en caso de emergencias, hacen parte de la experiencia, hacen parte de lo que vinieron a aprender y a vivir estos niños.

 

“No estamos en una emergencia real, pero el peso, el calor de los trajes y la concentración de cada cosa que tenemos en las manos, es bien difícil” aseguran los jóvenes, entusiasmados pero sorprendidos por ver de cerca, lo complejo e importante que es estar concentrado en esta tarea.

 

Así, por unas cuantas horas, entre risas, esfuerzo físico, expectativa y nuevos aprendizajes los jóvenes del Colegio García Márquez, viajaron en los zapatos de los bomberos de Soacha. Y aunque el tiempo fue corto y la vida real puede ser más complicada, saben que el valor de estos héroes todos los días, es vital para proteger y conservar lo que nos rodea. Pues sin importar la hora o la emergencia, ellos siempre están ahí.

 

En Soacha ya hay un grupo de niños y jóvenes que estarán también atentos para seguir creciendo y aprendiendo a ser protectores, cuidadores y gestores de la prevención de riesgos para este año 2019  que está por delante para darles como esta, más oportunidades de aprender.

 

Etiquetas: El artículo no tiene etiquetas