Déficit de lluvias está afectando las reservas de los embalses de la sabana de Bogotá.

Image

hace 4 meses

Bogotá, D.C., 14 de mayo de 2020.

Según el reporte de la Red Hidrometeorológica de la CAR, desde agosto del año anterior se viene registrando un déficit en las precipitaciones sobre el Territorio, situación que ha persistido durante este 2020, afectando considerablemente las reservas de los embalses de Tominé, Sisga y Neusa, correspondientes al agregado Norte, que abastecen a Bogotá y la sabana, los cuales están en un 36 por ciento de su capacidad; el de Sisga es el más crítico, debido a que registra un 30 por ciento. 

Desde abril, que es un mes típico de altas precipitaciones, hasta hoy, las lluvias han estado por debajo de lo habitual. Según el reporte, ha llovido un 40 por ciento menos de lo que debía haber llovido en este período, por ello, aunque la Corporación descarta un racionamiento de agua, sí reitera el llamado al ahorro, que ha venido haciendo desde principios de este año. 

La entidad, junto con la empresa Emgesa y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, ha elaborado un plan consistente en la adopción de medidas técnicas rigurosas, entre ellas una operación milimétrica de las descargas, para lograr que las reservas alcancen para los próximos períodos y se garantice el suministro.

La CAR espera que la temporada de lluvias que se registra entre los meses de junio y agosto en la zona oriental, sea óptima para recuperar el déficit presentado hasta ahora, y que con el uso racional del líquido se pueda recuperar la capacidad de los embalses para afrontar la próxima temporada seca prevista para principios de 2021.

 

Etiquetas: Embalses, reservas agua,