El guardián del campo limpio

Image

hace 2 semanas

Zipaquirá Cundinamarca, 6 de octubre de 2020 

“Como una hormiguita de aquí para allá, siempre trabajando”, así lo describen quienes conocen rodean a Iván Cadena, un comerciante que ha puesto todo su empeño en que los agricultores que utilizan sus productos, lo hagan de manera responsable con el ambiente.  

Iván, oriundo de Anapoima, tiene dos pasiones: una es el fútbol, dice que lo lleva en las venas, por eso, cada vez que tiene un espacio libre corre a la cancha más cercana o improvisa donde quiera que pueda encontrar una. La segunda, y por la que la mayoría le conoce, es la de brindarle a los agricultores asesoría y productos a través de su negocio, para hacer cultivos mas productivos. 

Iván recuerda que desde que tenía 10 años, su papá le enseñó a trabajar de sol a sol, por eso mantiene un compromiso con el trabajo y su negocio. Este amante del campo hizo sus primeros pinitos como Administrador Ambiental, tiempo atrás trabajó en la Federación de Productores de Papa, asesorando a los agricultores en el manejo ambiental y fitosanitario del cultivo.  Pero un buen día, después de permanecer por 20 años trabajando como empleado, decidió montar su propio almacén de Agro insumos en Zipaquirá, el cual ha crecido de forma exitosa brindándole reconocimiento en el sector. Hoy, cuenta con 4 puntos de distribución adicional en Ubaté, Zipaquirá, Cogua y Tausa.  

Iván afirma: “No solo tenemos estos almacenes donde nos dedicamos a vender. Aquí en mi almacén, orientamos a los agricultores en el manejo adecuado de los envases vacíos de agroquímicos, para que no sean quemados o se queden en el campo tirados en medio de los cultivos” 

Y es que ese es uno de los secretos del éxito de Iván. A la hora de vender, indica que los productos agroquímicos generan envases vacíos, que son considerados residuos peligrosos, y que la inadecuada disposición final de estos envases puede causar serios daños a la salud y al ambiente, tanto para los humanos como para la vida animal. Por eso, al momento de dar a conocer a los agricultores un producto, Iván les enseña cuál es la disposición adecuada de los envases, les explica acerca del triple lavado, que consiste en enjuagar el envase tres veces, para evitar que el envase quede con residuos de agroquímicos, que posteriormente se perforaran para evitar su falsificación y que deben disponerse de forma adecuada. 

Así, con el ejemplo y con la coherencia en su trabajo. Iván Cadena deja un mensaje a todos los comerciantes y almacenistas: “Todo es posible, hay que empaparse de su roll en el planeta, no solo se trata de sumar cifras, sino de ir más allá”. 

Etiquetas:  Iván Cadena,