El reciclaje le cambió la vida a Alexander

Image

2 months ago

La Calera, Cundinamarca. 10 de octubre de 2018.

 

Irse de su casa a corta edad a recorrer gran parte del país, le enseñó a Alexander Pérez el valor del reciclaje para dejar una huella ambiental al mundo. Ese fue su sustento mientras viajaba.

 

Hoy la preocupación de que no haya residuos ordinarios en una de las casetas ‘Pet Car’ del municipio La Calera es una de sus actividades regulares.

 

Alexander cuenta su historia de cómo llegó a ser pionero del reciclaje en esa municipalidad. Aunque es reciclador de oficio hace solo tres años, desde antes y gracias a sus vivencias, se dio cuenta del daño que se hacía al medio ambiente por no saber disponer los residuos.

 

“Tuve un negocio de panadería aunque no resultó. Me fui de nuevo y volví a La Calera hace 5 años, trabajé en obras de construcción pero mi afán todos los días era, cuando salía a trabajar, ver la cantidad de material para reciclaje y cómo se iba al carro compactador de basura, es decir, no se tenía la conciencia del valor de esas cosas, y que con su aprovechamiento se podía cuidar al ambiente, ni se tenía en cuenta el reciclaje, y era tratado como un residuo ordinario”, dijo Alexander acompañado por su esposa quien también labora en este oficio.

 

Hace parte de la Asociación de Recicladores de La Calera y señala que dedicarse a ello surgió a raíz del desempleo. “Empecé a estudiar seguridad y salud en el trabajo en el Sena y nos dejaron como tarea un proyecto que beneficiara a la comunidad, presenté un proyecto de reciclaje y la profesora me preguntó por qué no llevaba a cabo el proyecto, pues aquí no hay nadie que recicle. Y le dije que era lo primero que haría cuando me quedara sin empleo”.

 

Como cosa de Dios, se quedó sin trabajo, y como todos los lunes, las calles quedaban llenas de reciclaje. No lo dudó y logró que le autorizaran como centro de acopio, una obra gris de cuando trabajó en ella. “Así empecé con mi esposa a reciclar, en la primera semana recogimos más de tonelada y media de cartón, media tonelada de vidrio y media tonelada de botellas plásticas de todos los colores”, dice contento al recordar ese día.

 

Alexander dice orgulloso que ha sido importante el reciclaje en el municipio, porque están dejando un enseñanza para cuidar la naturaleza. “La gente no cree, pero con una sola botella o un papel que se recicle ya está dejando una huella ambiental y eso es lo que hay que hacerle ver a la gente”, dice con autoridad.

 

Sin embargo, no todo es color de rosa y afirma que el desconocimiento de la norma ha sido una de las dificultades para poder adelantar la labor. En la actualidad, adelantan los trámites para formalizarse y así lograr trabajar de la mano con la Secretaría de Ambiente, la Empresa de Servicios Públicos, la Alcaldía de La Calera y la CAR. “Al principio a la gente le daba pena separar las botellas, pero ya vemos que hacen uso del contenedor o nos la entregan. Estamos sembrando conciencia ambiental”, dice feliz.

 

Casetas

 

Alexander es uno de los beneficiados con las casetas ‘Pet Car’ que instaló la Autoridad Ambiental en el municipio de La Calera. “El proyecto de la caseta recicladora me ha parecido muy bueno, hemos venido concientizando a la gente hace más de dos años para la separación de material, aunque falta que nos apoyen un poquito más aplastando las botellas para que quepan más en la caseta, han funcionado muy bien”.

 

Todo inició en un encuentro de recicladores del programa “Ciclo Reciclo” de la CAR, donde le comentó al mismo Director General, Néstor Franco que allí no había ‘ecocontenedores’ para que les colaborara. Luego de gestiones administrativas y al cabo de una semana, ya estaban instaladas. “Le agradecemos mucho a la CAR y al Director Franco porque de verdad hacían falta estos dos contenedores en La Calera”.

Etiquetas: Reciclaje, LA CALERA, PET CAR,