El río Bogotá, nueva arquitectura colombiana al servicio del ambiente

Image

5 days ago

Soacha, Cundinamarca. 8 de noviembre de 2019.

 

 

Imponentes y llamativos, así se ven dos puentes peatonales construidos en Soacha. Son dos estructuras que hacen parte de la nueva era de la arquitectura colombiana sostenible sobre el río Bogotá y fueron diseñadas con base en la escuela ancestral del lejano oriente; con barniz y el color natural de la guadua y la madera, material con el que están hechos; techo – cubierta como pagoda china, curva en las puntas, pintada con un azul como la noche.

 

Buscando crear una nueva identidad en las construcciones con materiales sostenibles como guadua y madera, estos dos puentes logran transportar imágenes de lugares mágicos en Asia, como Bali o Indonesia, aquellas fotos famosas que presentan en portales turísticos en todo el mundo, pero que no están a miles de kilómetros, están en Soacha, más precisamente en las desembocaduras del río Soacha y el canal Tibanica, en el río Bogotá. Con una longitud de 32 y 42 metros respectivamente, permiten a residentes y visitantes, ver las maravillas de un cuerpo de agua recuperado, con zonas multifuncionales y verde por doquier.

 

Y no es para menos, desde estas estructuras de paso elevadas, que tienen mirador, se ve la zona de recuperación ambiental denominada Ogamora; las siembras de miles de árboles de especies nativas; las zonas de inundación controlada; el meandro (curvas del río), donde hay especies macróficas (junco, eneas, barbasco).

 

Están hechos de guadua, y el diseño también rinde homenaje al puente que está en la calle 80, occidente de Bogotá, autoría del arquitecto y maestro Simón Vélez, el colombiano pionero y referente mundial de construcciones en este material. Según él, la guadua es el “acero vegetal”, pues gracias a sus propiedades físicas y mecánicas, es una gramínea o pasto gigante, producción sostenible y de crecimiento rápido; es flexible, resistente a la compresión y tracción.

 

Fue así como la CAR decidió que la guadua debía ser la materia prima de los puentes, poniendo el ingrediente final para su receta llamada recuperación ambiental integral del río Bogotá. Estas dos estructuras permiten la continuidad y conectividad del parque lineal en el municipio de Soacha. Adicionalmente, cuentan con monitoreo y vigilancia 24 horas al día, gracias al sistema BochiCAR, otro proyecto CAR que está llevando más allá la gestión de la autoridad ambiental en el territorio. Junto a estos puentes, se contempla la construcción de un edificio de baños en la calle 80 y dos embarcaderos (Puente La Virgen en Suba - Cota y otro en Calle 80).

 

El río Bogotá vive, sigue su curso a la recuperación y es tiempo de que todos lo disfrutemos, por eso el parque lineal sobre la ronda es la excusa perfecta para conocerlo y recorrerlo.

Etiquetas: El artículo no tiene etiquetas