En La Calera le apuestan a cuidar sus aguas

Image

3 months ago

Bogotá, D.C., 23 de mayo de 2019.

 

 

Niños, adultos, jóvenes estudiantes y funcionarios unieron esfuerzos con un solo propósito: limpiar y reforestar las fuentes hídricas de La Calera.

 

Sin importar la cantidad de basura, las dificultades para llegar hasta ellas o el clima, integrantes de la organización La Casa de los Colores y la Corporación Bagüe Tejido de la Montaña, se unieron con estudiantes de la Universidad Minuto de Dios y la comunidad, para hacer posible la limpieza de estas fuentes hídricas, que adornan y protegen su entorno.

 

Sumado a ello, más de 200 árboles fueron sembrados en la ronda de la quebrada El Líbano y El Carrizal y el río Teusacá; y basura como tejas y demás residuos fueron retirados con el apoyo de la Secretaría de Ambiente de La Calera, la Empresa de Servicios Públicos de La Calera Espucal, Dirección Regional Bogotá La Calera y la brigada CAR.

 

“La Casa de los Colores es un espacio de encuentro donde trabajamos entorno a la construcción de modelos de hábitat en los cerros, a través de la educación comunitaria, las artes, agroecología y bioconstrucción. También trabajamos la interculturalidad y los encuentros con los diferentes sectores sociales”, manifestó Selene Lozano Sotelo, integrante de la organización, promotor de esta jornada.

 

Por su parte, la Corporación Bagüe Tejido de la Montaña agrupa aproximadamente 10 procesos de los Cerros Orientales entre Bogotá, La Calera y Choachí en defensa del territorio, para la construcción de modelos de hábitat para la alta montaña, dedicada a la educación ambiental y comunitaria, procesos que se articulan también en La Casa de los Colores.

 

Con la vinculación de los estudiantes de la Uniminuto a esta iniciativa, se adelanta un proceso de educación e investigación comunitaria y acción participativa, relacionados con la reforestación y ecosistemas como Las Moyas y sus nacimientos; y en el marco de ese trabajo surgió la jornada de siembra como una acción para incidir en el territorio, dejar huella y contribuir a la transformación social y ambiental.

 

Selene afirma que es importante involucrar a la comunidad porque es su territorio y si lo cuidan, lo valoran y lo conocen, pueden permanecer en condiciones de armonía con la naturaleza.

 

“Partimos de la autonomía comunitaria y esa es la parte esencial, que la comunidad pueda funcionar de manera autónoma, autoorganizarse, pero es importante contar con las instituciones, lo que se demostró con una fuerza de trabajo grande y experiencia, y pues son las encargadas de velar por la protección ambiental del territorio, sobre todo la CAR que es la autoridad ambiental y es importante que haya ese tipo de articulación para lograr grandes resultados a nivel social y ambiental”, manifestó.

 

Para Wilmer Valderrama, estudiante de electrónica de la Uniminuto esta actividad cumple con el propósito de ayuda a las fuentes hídricas, a fortalecerlas y reforestarlas.

 

 

 

Etiquetas: El artículo no tiene etiquetas