Estela Cortés, una docente que trabaja por una educación integral

Image

3 weeks ago

Chocontá, Cundinamarca. 21 de noviembre de 2018

 

 

La “profe Estelita” como la llaman de cariño sus amigos y alumnos, nació en el municipio de Sesquilé en la vereda San José, creció junto a sus padres y cinco hermanos. Es una mujer orgullosa de sus raíces campesinas. Con una sonrisa en su rostro y añorando esos tiempos de infancia, recuerda: “me siento una mujer muy afortunada, ya que tuve la oportunidad de crecer en el campo junto a mi familia. Mi madre, una mujer que dedicó su vida al cuidado de mis hermanos y el mío; mi padre, el que siempre se esforzó y trabajó para que en la casa no nos faltara nada. Mi niñez fue muy hermosa ya que disfrutaba jugar con mis hermanos en la finca donde crecimos. Recuerdo cuando jugábamos al mercado y con unos canastos de colores que mi madre nos compró, recogíamos frutas que se producían en la finca como: uvas camaronas, uvas de anís y uvas esmeralda. También los fines de semana disfrutábamos acompañar a nuestros padres al ordeño, teníamos una cantina pequeña y la leche que lográramos sacar era para nosotros, aún recuerdo ese sabor de la leche recién ordeñada, calientica, espumosa y dulce”.

 

La profe Estelita también cuenta que la finca donde vivían era muy privilegiada gracias a la riqueza de sus árboles y flores, pero sin duda uno de los espacios que más vida le daba a este lugar, era el río que pasaba a algunos metros de la casa, donde sin importar el frío, disfrutaban jugar con el agua.

 

Estelita realizó sus estudios de primaria en una escuela de su municipio natal, y con el fin de tener más oportunidades que sus padres, ellos decidieron que estudiara en la capital, en el colegio Liceo Femenino, donde obtuvo el grado de normalista.

 

Gracias a su preparación, fue nombrada como maestra en una escuela del municipio de Quipile. Unos años después y con el propósito de ampliar sus conocimientos, realizó la licenciatura en la Universidad la Gran Colombia, la cual le abrió las puertas a nivel laboral para empezar a trabajar en diferentes municipios del departamento como Villapinzón, Cogua, Nemocón y Cajicá. “Esa fue la mejor época de mi vida, ya que tuve la oportunidad de conocer muchos lugares y, lo mejor de todo, compartir con mis alumnos, quienes aún después de varios años, me agradecen lo que les enseñé y lo que les exigí”.

 

Durante los últimos cinco años, Estelita se ha desempeñado como líder social de su municipio y presidenta del acueducto veredal de San José. Este cargo le ha permitido trabajar alrededor de proyectos ambientales de la mano con la Corporación Autónoma de Cundinamarca - CAR. Cuenta con orgullo que ha hecho parte de los proyectos de esta Corporación, entre los que destaca; proyecto de Emprendimiento Social para la Conservación Ambiental- ESCA, Cultura del árbol y metodología WET. Su aporte le ha permitido el título como promotora de herramientas educativas ambientales de la CAR.

 

Aunque ya se encuentra pensionada, sigue trabajando por una educación integral de los jóvenes de su municipio, y al mismo tiempo continúa capacitándose en temas ambientales con el interés de replicar sus conocimientos a quienes muestren esmero por el cuidado de la naturaleza.

Etiquetas: Emprendimiento Social para la Conservación Ambiental ESCA,