¡Juan Daniel, un niño con las pilas puestas por el planeta!

Image

2 months ago

Soacha, Cundinamarca. 16 de octubre de 2018

 

La ruta llegó. Son las 6 de la mañana. Es sábado, y aunque le gustaría quedarse enredado en el calor y la comodidad de su cama, Juan Daniel sabe que tiene un compromiso. Entre semana estudia y se despierta muy temprano a cumplir sus tareas escolares del cuarto grado. Pero hoy Juan sabe que la cita es diferente, la cita es con una de sus grandes pasiones: El medio ambiente y el planeta.

Él es un niño de 10 años de edad, hijo de un empleado de la empresa Vidrio Andino en Soacha, a donde hace 2 meses llegó el grupo social de la CAR Soacha, para enseñarles acerca del cuidado de los recursos naturales y convertirlos en Niños Defensores del Agua y en Súper Héroe Vidrio Andino, campañas que organizan los adultos para explotar el potencial y la conciencia de los niños.

“A mí me gusta hablar de los temas del planeta, sé por ejemplo el ciclo del agua, y sé que en las Plantas de Tratamiento, el agua se puede filtrar y mejorar su estado para que no llegue tan contaminada a otros ríos o al mar, aquí en el curso al que venimos el sábado, nos han enseñado la importancia de los recursos naturales y cómo cuidarlos desde la casa.”

Para Juan Daniel, el tema del medio ambiente requiere toda la atención. Por eso, luego de tomar el refrigerio una vez llega a su jornada con la CAR, la corporación ambiental SETIS y personal logístico de la empresa, centra toda su atención en los títeres, juegos, dibujos, carreras que recrean el ciclo del agua y en separar los residuos de su refrigerio de la mejor manera. Cada residuo en su lugar, ha aprendido a dejar y a disponerlos en casa y en el colegio, enseñando a quienes aún no saben que con algo tan simple, se hace la diferencia.

Juan asegura: “ Yo dibujé el tema del ahorro de energía en casa, porque podemos desconectar cosas que no usamos, apagar y dejar solo 1 televisor encendido en la casa, no abrir tanto la nevera y usar la energía del sol con paneles que se pueden poner en los techos de las cosas o usar para cargar el celular”.

Para cada recurso natural Juan Daniel tiene una forma de contar cómo aprovecharlo. Por ejemplo  ahorrar agua del inodoro poniendo una botella con líquido en la cisterna. También recuerda que debe llevar al final del curso - en noviembre-, los recibos de la luz y del agua para comprobar que junto a sus padres, todos están haciendo bien la tarea de ahorrar para no afectar al medio ambiente con el exceso.

Así avanza la jornada de aprendizaje en la que la CAR y la empresa Vidrio Andino, enseñan a los pequeños de entre 3 y 13 años, la importancia de proteger los recursos, el daño que tristemente hoy tiene el planeta y cómo pueden trabajar de la mano de sus padres para cambiar el chip  y hacer las cosas mejor.

La pilera de Juan Daniel, está no solo en la agilidad para responder cada pregunta, sino también en la forma como escribe sobre su preocupación por el planeta. Él espera seguir tomando su curso los sábados, para que lo certifiquen como Niño Defensor del Agua y Súper Héroe Ambiental de la empresa donde trabaja su papá. No solo por el orgullo que para él a su corta edad será ese título, sino porque quiere dar así sus primeros pinitos para ser un gran investigador científico y por qué no, en unos años, un gran líder ambiental para el país.

Etiquetas: Niños defensores del agua,