Más de 11 mil personas participaron en los convenios de Emprendimiento Social para la Conservación Ambiental - ESCA

Image

6 days ago

Villeta, Cundinamarca. 7 de noviembre de 2019

 

 

En un ejercicio de trabajo interinstitucional y confianza hacia las juntas de acción comunal en el departamento de Cundinamarca, se convirtieron los convenios de Emprendimiento Social para la Conservación Ambiental, ESCA, cuyo evento de cierre se llevó a cabo este miércoles en el centro de convenciones “Las Palmeras” de Villeta, a donde asistieron 260 de las 308 organizaciones que durante 4 años desarrollaron estos convenios ejecutando con transparencia recursos del Estado.

 

Durante dos días, los beneficiarios de todo el departamento analizaron, con las entidades aportantes, el desarrollo de los convenios, los trabajos realizados, las obras ejecutadas y las experiencias obtenidas, así como el empoderamiento de la población beneficiada.

 

La idea de involucrar a las comunidades en el desarrollo de proyectos que contribuyeran a la preservación del medio ambiente y los recursos naturales, comenzó a explorarse hacia el año 2014, pero solo fue hasta 2016 cuando se firmó el primer paquete de 166 convenios entre la CAR, Juntas de Acción Comunal y acueductos rurales y urbanos, de los cuales 67 fueron suscritos con el Instituto Departamental de Acción Comunal de Cundinamarca IDACO, con un aporte inicial de la CAR de $4.900 Millones, e IDACO de $408 millones.

 

Hoy, 4 años después, el balance es de 308 convenios suscritos, que suman aportes de 10 mil 57 millones de pesos de la CAR, $900 millones de IDACO y $500 millones de la Agencia para la Paz

y el PostConflicto. Los aportes de esta última entidad permitieron trabajar talleres de paz cotidiana en 20 municipios seleccionados.

 

En el año 2018, los recursos entraron a ser gerenciados por el Fondo de Desarrollo de Cundinamarca, FONDECUN, mediante convenio 3193 denominado “Espacios de Participación y Concertación Ciudadana a través del Emprendimientos Social para la Conservación Ambiental “con enfoque de paz cotidiana.”

 

Toda esa suma de esfuerzos canalizados a través de las organizaciones comunales involucradas, permitieron desarrollar proyectos a lo largo del territorio, que al término del programa en estos 4 años entrega las siguientes cifras:

 

* 308 organizaciones fortalecidas a nivel de gestión ambiental contable y administrativa, que directa e indirectamente involucraron a 11.835 personas.

 

* 308 inventarios locales de flora y fauna donde las comunidades realizaron rescate de especies, además de un compartir de saberes y conocimientos en biodiversidad.

 

* 87 organizaciones fortalecieron sus conocimientos sobre abonos orgánicos y caldos microbianos realizando réplicas a nivel comunitario.

 

* 406 familias campesinas trabajando en semilleros familiares y 903 trabajando en semilleros comunitarios, en la investigación y producción de 422 mil plántulas de especies nativas

 

* 227 mil 493 metros de aislamiento en la protección de fuentes hídricas

 

* 383.83 hectáreas de reforestación con 422.210 árboles de especies nativas plantados

* 57.680 árboles frutales sembrados, fortaleciendo parcelas agroforestales y la seguridad alimentaria campesina

* 793 fuentes hídricas y nacimientos protegidos

 

Todo este trabajo se hizo con un manejo limpio y correcto de los recursos por parte de las organizaciones, lo que permite indicar que el 90 por ciento de estos convenios ya están ejecutados y liquidados, y el porcentaje restante se liquidará antes de finalizar el año

 

Para las entidades involucradas el balance es satisfactorio: “ha valido la pena creer en la acción comunal. Hoy ESCA es ya un referente a nivel nacional, ya que fomentamos el sentido de pertenencia de las comunidades con su entorno” dijo al cierre del evento Julio Roberto Salazar Perdomo, jefe de gabinete departamental y gerente encargado del IDACO.

 

Por su parte, Margarita Ramírez Arenas, quien por parte de FONDECUN gerenció el último convenio tripartita del proyecto, dijo que “este 30 de diciembre cuando concluyan definitivamente, las juntas y organizaciones, también se estarán graduando administradores de recursos públicos, ya que no solo demostraron pulcritud y transparencia en el manejo de los dineros asignados, sino que aprendieron temas contables, administrativos y financieros, que les permitirán a futuro emprender nuevos retos y obras para sus comunidades “

 

Para Martha Mercedes Carrillo Silva, Directora de Cultura Ambiental y Servicio al Ciudadano de la CAR, lo más importante fue recuperar la confianza de las comunidades en la Corporación, que al principio eran renuentes a participar, bajo el temor de ser sancionados e incluso perder sus predios: “Esa confianza la fuimos ganando en el día a día, en el trabajo juicioso en las veredas de los profesionales CAR y de las demás entidades, donde les demostramos que ellos eran nuestros aliados y hoy muchas organizaciones que no participaron en esta primera fase están listos cuando se abran nuevas convocatorias”

 

Al final del evento quedó la satisfacción del deber cumplido por parte de los líderes involucrados y la esperanza de que este proyecto perdure en el tiempo y muchas más comunidades se involucren.

Etiquetas: El artículo no tiene etiquetas