“Para muchos el cartón, el papel y el plástico son basura, para nosotros los recicladores una oportunidad de ingresos” Silvia Rivera.

Image

2 months ago

Chocontá, Cundinamarca, 9 de enero de 2019.

 

 

Silvia nació en el municipio de Zipaquirá, su madre falleció justo cuando la estaba dando a luz; y Diego, su padre, preocupado por el bienestar de su pequeña, decidió irse con ella a Chocontá, donde logró desarrollar su oficio como maestro de obra. Años después conoció a Elena Zamudio, quien con el paso del tiempo, se convirtió en la figura materna de Silvia y su fiel compañía. A la mente de Silvia llegan muchos recuerdos de su infancia, “mi niñez fue muy dura, tengo muy presente cuando acompañaba a Elena a sembrar papa, yuca y Maíz. Pero con su ejemplo, aprendí que la mujer también puede desempeñar un rol importante en el sustento económico de un hogar”.

 

Su familia siempre tuvo dificultades económicas, razón por la cual desde muy joven y como hija mayor, trabajó de la mano de sus padres, para así contribuir con las necesidades básicas del hogar y con el cuidado sus once hermanos. Con una mano Diego y Elena les dieron el pan y con la otra les enseñaron el valor del trabajo.

 

Cuando cumplió su mayoría de edad se casó con Andrés, con quien tuvo 9 hijos. Ante la escasez de las oportunidades laborales en su municipio, un amigo le sugirió que trabajara reciclando, tarea que para Silvia al comienzo no fue fácil, ya que se dejaba llevar por prejuicios, “cuando comencé con esta labor me daba mucha pena, pensaba que no era un trabajo digno, pero después de ver que este me estaba permitiendo darle una mejor vida a mis hijos y apoyar a mi esposo, decidí dedicar todos mis días a recolectar este material, al comienzo recorría todas las calles de Chocontá, buscando cartón, papel, botellas de vidrio y plástico, hasta que un amigo, Enrique Pinzón quien en ese entonces trabajaba en un banco me dio la idea de hacer la recolección de papel. Desde ese entonces todos los días paso a recolectar estos elementos en las oficinas de la CAR Cundinamarca, la Alcaldía, los bancos y en el juzgado, entidades que han sido una mano amiga”

 

Como mujer emprendedora, siempre ha demostrado su interés por aprender más de esta labor, ha participado en las capacitaciones de reciclaje que realiza la CAR, lo que le ha permitido ampliar sus conocimientos en esta importante labor.

 

Actualmente, Silvia es una de las personas que mejor hace esta tarea, mensualmente alcanza a completar 2 toneladas de material, el cual vende y las ganancias le permiten darle una mejor calidad de vida a su esposo, hijos y nietos.

 

Esta emprendedora y luchadora de la vida señala: “Invito a todos mis paisanos a que hagan una buena separación de todos los elementos que salen a diario en sus casas, ya que es un granito de arena para el sustento diario de los que nos dedicamos al reciclaje. Para muchos el cartón, el papel y el plástico, son basura para nosotros los recicladores, una oportunidad de ingresos”

Etiquetas: El artículo no tiene etiquetas