logo gov.co





Proyectos para nuestra comunidad

Image

hace 4 años

 

Jerusalén, Cundinamarca. 29 de noviembre de 2019.

 

 

Desde que se instauró el proyecto “Jerusalén Ecosostenible” por parte de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR en su municipio, Heriberto ha estado acompañando, casi como un niño inquieto, todas las tecnologías que se han instalado, para tener pleno conocimiento de ellas y poder ayudar a sus paisanos cuando necesiten una mano amiga.

 

Su pinta siempre humilde, gestos de serenidad en su rostro y el don de gente que expresa desde que tiende la mano para saludar, son la constante de este hombre trabajador y comprometido con Jerusalén.

 

Con el proyecto de eco sostenibilidad, expresa Heriberto, han llegado sinfín de beneficios para sus vecinos y demás habitantes de las veredas, haciéndoles la vida un poco más fácil. Pone como ejemplo los biodigestores, proyecto que, desde su implementación, cambió por completo el proceso de cocinar de muchas de las familias del municipio, porque con este nuevo sistema, “se dejó de hacer uso del gas de pipeta y la cocina a base de leña, mejorando la economía de las personas, mientras que por otro lado, reduce la generación de humo y la tala de árboles”, explica como el más experimentado de los técnicos que vienen a hacer estas implantaciones en Jerusalén.

 

¿Quién es Heriberto? Un todero para toda la comunidad. Siente que está en la capacidad de realizar cualquier trabajo en su municipio; la experiencia y el empirismo lo llevan a tener tal seguridad, que por la misma razón la Alcaldía, lo designó como enlace con la CAR, para varios de los proyectos que se ejecutan desde 2016.

 

Para Heriberto, estos proyectos relacionados con la eco sostenibilidad, deberían expandirse un poco más. Que cada familia de Jerusalén tenga acceso a estas tecnologías, porque como él mismo cuenta, en el municipio son muchísimas las necesidades, a lo que vendría bien aprovechar estas herramientas, bien sea para ahorrar agua, mejorar cultivos o aprovechar los suelos. Aunque para él, lo que más necesita implementar Jerusalén, son los proyectos relacionados con el aprovechamiento del agua, como “Lluvia para la vida” y los reservorios, porque las altas temperaturas que viven a diario, hacen que las veredas sean muy secas, agravándose la situación durante el fenómeno El Niño, donde no cae gota de agua en el municipio.

 

Sin embargo, con lo que hace hasta ahora, Heriberto se siente muy satisfecho y agradecido, “este trabajo me llena totalmente, porque yo siempre pienso que la felicidad no es hacer siempre lo que uno quiere, sino el querer lo que uno hace”, señala complacido. Su propósito, es hacer que las personas sientan que estos proyectos no hacen parte solamente de la CAR, sino de la comunidad en sí misma, están pensados para ellos y su calidad de vida.

 

 

 

Etiquetas: El artículo no tiene etiquetas