Reprochable: más de 20 años estuvo un mono cariblanco en cautiverio

Image

hace 3 meses

Bogotá, D.C., 24 de junio de 2020.

 

Alimentado con comida para humanos y amarrado con una cadena a un árbol, fue hallado un mono cariblanco, al que tenían como mascota desde hace aproximadamente 23 años, dentro de una vivienda del casco urbano del municipio de Villeta.

 

El animal, que se encontraba bajo estas condiciones de tenencia no adecuadas y con características de maltrato, fue valorado por el equipo técnico de la Dirección Regional Gualivá de la CAR y posteriormente fue llevado al Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre en Tocaima.

 

Su rescate se logró gracias al aviso de la comunidad, y contó con el apoyo del Grupo de Operaciones Especiales de la Policía y de los Bomberos de Villeta, debido a las condiciones en las que se encontraba, lo que había repercutido en un alto grado de agresividad hacia los humanos, por lo que bajarlo del árbol representó una dispendiosa y cuidadosa labor, que permitiera salvaguardar tanto la integridad del animal, como la de los rescatistas.

 

De otra parte, en el municipio de Útica fue rescatado un venado de la especie Corzuela colorada, el cual fue encontrado por un ciudadano cuando el animal era atacado por perros que le generaron varias lesiones. El ejemplar fue auxiliado y trasladado a la Unidad de Rescate y Rehabilitación de Animales Silvestres – URRAS- de la Universidad Nacional, donde será atendido por veterinarios que determinarán el regreso a su hábitat una vez se encuentre en condiciones estables. 

 

En lo que va de este período de aislamiento, al CAV de fauna han llegado más de 130 animales silvestres que han salido de su hábitat y otros han sido trasladados a URRAS. La CAR recuerda que ninguna de estas especies puede ser tenida como mascota; además de que poseerlas acarrea multas pecuniarias, puede conllevar a una pena privativa de la libertad al verificarse maltrato animal, el cual está catalogado como un delito.

 

Etiquetas: fauna en cautiverio, Villeta,