Trabajando de corazón por la patria y el medio ambiente

Image

3 weeks ago

Girardot, Cundinamarca. 24 de octubre de 2018.

 

 

De pausado hablar, marcado acento y una mirada que inspira confianza, es el Sub Intendente José González Correa, integrante de la Policía Ambiental de Cundinamarca con sede en Girardot, que todo el tiempo está ideando eventos, diseñando salidas pedagógicas, buscando patrocinadores, aliados y pensando en cómo atrapar a su comunidad con los temas medio ambientales.

 

Hay que ‘meterle la ficha’, dice directo y sin titubeo, como buen samario que sin tanto adorno expresa su sentir.  “Nosotros nos pegamos a todo lo que hacen los colegios.  Hacemos parte de todas las celebraciones que relacionan el medio ambiente y los niños, por eso participamos en las actividades que conmemoran el Día del Niño, de los Humedales, del Medio Ambiente, del Árbol, del Agua y en general todas en las que podamos ir educando mientras fomentamos preservación ambiental”, cuenta el intendente González, animado y convencido de su propósito.

 

Este amigo del medio ambiente, quien estuvo tres años en el departamento de Magdalena y otros tres en Cundinamarca, lleva año y medio en Girardot y Alto Magdalena, desde allí ha participado en operativos de recuperación de fauna, delitos ambientales, entre otras actividades que le llevan a concluir que, si bien se cometen infracciones contra el medio ambiente en esta región del país, la costa de Colombia – dice él-  “es casi una analfabeta ambiental”, porque las basuras, la compra y venta de animales y en general los delitos ambientales, están tan arraigados a la cultura, que no parece ilegal,  son prácticas muy comunes en la zona, por lo que es enfático en que allí se necesitan procesos que generen una verdadera conciencia en la preservación de los recursos.

 

González Correa, tiene como su próximo proyecto, la creación de un aula verde ambiental, situado en la vereda Agua Blanca de Girardot, un lugar con problemáticas como deforestación, mal manejo de basura, entre otros, que se convertirá en un centro de acción para mitigar esas situaciones a partir de la educación con los niños.  El proyecto, que ya casi es una realidad, tiene focalizados 45 pequeños para trabajar y avanzar en el diálogo con los padres para despertar el interés de todos, generando una apuesta por el uso del tiempo libre, al tiempo que se aprende sobre conservación ambiental.

Etiquetas: Policia Ambiental,