Ubaté, pionero en alumbrado público amigable con el ambiente

Image

hace 3 años

Bogotá D.C., 14 de febrero de 2018

 

 

El municipio de Ubaté en Cundinamarca, es una de las poblaciones líder en materia de mitigación frente al cambio climático, gracias a la conversión total de su sistema de alumbrado público de mercurio a LED, con lo que han reducido notablemente el consumo de energía y con esto la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI), principal causa de este fenómeno.

 

La iniciativa, propia del municipio, estuvo en principio influenciada por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR y la Corporación Ambiental Empresarial CAEM, quienes a través de un proyecto piloto (del que además participaron otros cinco municipios del departamento, emprendiendo pequeñas acciones de cambio con las cuales hacer frente a esta problemática) entregaron 80 luminarias de vapor de sodio, que reducen hasta en un 47% el consumo de energía, evitando  emitir en promedio unas 3,83 toneladas de CO2e/año (Carbono equivalente al año).

 

Gracias a este proyecto, la administración municipal continúo en la tarea de optimizar el consumo de energía, que oscilaba alrededor de los 583.200 KWh/año, es decir unas 80 toneladas de CO2e.

 

Otros municipios se suman a la tarea

 

Sopó y Tenjo son otros dos municipios que se suman a este proyecto piloto de consumo responsable de energía liderado por la CAR y Caem.

 

En el parque Los Pinos, del municipio de Sopó, se instalaron 12 luminarias solares o fotovoltaicas (cuyo consumo y emisiones es del 0%), mientras que en el polideportivo municipal de Tenjo, fueron instaladas otras 20,  esto como una iniciativa que busca incentivar a las administraciones municipales a sumarse al cambio.


¿Por qué sustituir el mercurio?

 

El sistema de alumbrado que funciona con vapor de mercurio, consume una mayor cantidad de energía, generando un incremento en las emisiones de CO2, es decir, aumentando la problemática de cambio climático.

 

Además, su inadecuada disposición final, puede desencadenar la filtración de esta sustancia en el suelo, llegando a las fuentes hídricas y afectando el equilibrio ecosistémico y la salud de los seres vivos.

 

Las luminarias de vapor de sodio, se presentan como una alternativa en la disminución del consumo de energía, más lo adecuado es que estas también sean reemplazadas, por luminarias tipo LED o mejor aún, fotovoltaicas, de amplio beneficio por su funcionamiento autónomo y su consumo y emisiones nulos.

 

 

 

Etiquetas: Alumbrado ecológico, Mitigación frente al cambio climático, Gases Efecto Invernadero,